¿Cómo es tu contexto?

Hola, gente. ¿Qué tal?

 Estamos en la parte final del año, ¿cómo les ha ido?, ¿cumplieron sus objetivos?,  ¿están en el camino a cumplirlos?, ¿los dejaron en papel y se dejaron llevar por distracciones?

Tómense un tiempo para reflexionar, para darse cuenta de si las cosas que hicieron durante el año estuvieron acorde con sus sueños/objetivos. Reflexionar sobre lo que hicimos bien y lo que podríamos hacer mejor es importante para terminar el año satisfechos con uno mismo, y también para definir nuevos objetivos para el próximo año.

Recordando mis tiempos de colegio y universidad, se me vino a la cabeza una frase que me dijo mi padre hace años y nunca me la pude quitar de la cabeza. Él dijo: “Tu eres hábil, una persona con mucha capacidad, pero estás en el contexto equivocado”. Al comienzo no entendía bien a qué se refería, pero después él me explicó que se refería a las personas que estaban a mi alrededor. Aunque uno piense que no, el contexto muchas veces influye tanto en nuestra vida que puede hasta definir nuestra personalidad, o al menos por un cierto tiempo.

En esa época, solo pensaba en fiestas, igual que la mayoría de mis amigos, y solo importaba qué hacer el siguiente fin de semana. Si te quedas atrapado en esto, recordarás después que tenías grandes ideales que con el tiempo se convirtieron en sueños lejanos, quedaron olvidados y hoy en día te conformarás con menos.

Entonces, te pregunto: ¿cómo es tu contexto?, ¿cómo eres?, ¿cómo quieres ser?, ¿cómo son las personas que están a tu alrededor?

Este análisis te ayudará a despertar y a darte cuenta de si estás realmente yendo por lo que quieres, o estás perdiendo el tiempo. Si cuando hablas de tus sueños o cosas que quieres alcanzar las personas a tu alrededor se ríen, te dicen que eso no se puede o que es muy difícil, lo más probable es que estés rodeado de personas conformistas, que se autolimitan, y con sus comentarios limitan a otras personas.  O cuando hablas de algún tipo de negocio o proyecto que quieras emprender, ¿las personas a tu alrededor te apoyan?, ¿te dan coraje para que lo hagas? Si es que sí, es porque son personas optimistas, emprendedoras, con visión.  Si te dicen “no, eso no se puede, estás perdiendo tu tiempo, anda consigue un trabajo fijo”, o simplemente no les interesa escuchar sobre eso, es porque estás en un contexto mediocre, con personas que no piensan como tú, y ¡cuidado!, que con el tiempo este tipo de pensamiento te puede contagiar.

1456634_698079873549472_521359723_n

Muchas veces esto sucede hasta en la propia familia, cuando vas a tus padres a contarles sobre un proyecto, y ellos… “no, hijito, mejor consigue un trabajo… no, hijito, eso es muy arriesgado o muy peligroso”. Esto sucede, principalmente, porque ellos están proyectando su propio miedo, y el miedo es el enemigo del éxito. Obviamente no te vas a separar de tu familia por eso; sin embargo, intenta buscar consejos de personas que estén donde tú quieres estar.

Si ya identificaste que estás en el contexto equivocado, es hora de cambiar eso y rodearse de personas que piensen como tú, o que tengan los mismos ideales, al mismo tiempo que tengan la actitud correcta. De esta forma, te será más fácil llegar a donde quieres llegar, ya que estarás en el contexto adecuado para que eso suceda. Así irás creando oportunidades para ti mismo.

Si ya estás en la mitad del camino, o sea, ya estás en una carrera, ahora recuerda lo siguiente: “¿cuál era mi sueño cuando comencé esto?”, ¿estoy más cerca o ya se me olvidó, y me estoy conformando con lo que tengo?

Un ejemplo claro relacionado al poker. Imaginemos que tal jugador comenzó a jugar poker y  su sueño es estar entre los mejores del mundo, viajar y meter mesas finales importantes. Después de unos años ya es un regular bueno y ya va ganando buen dinero. En este momento dice: “ya soy buen jugador”, “ya estoy ganando”; entonces, estudia menos, gasta más, se distrae demasiado y realiza actividades poco productivas. ¿Qué pasa en este momento? El jugador olvidó que no ha alcanzado su sueño y se conformó con lo que tiene ahora. Y después cuando ve en la TV a tal jugador en la mesa final del PCA, dice “¡qué suerte tiene ese jugador! “

Quizás ese jugador no tuvo suerte solamente, sino que nunca olvidó que su verdadero sueño era estar allá. Esa diferencia es importantísima. Si 9 jugadores llegan a la mesa final del PCA cada año y otros 9 a la WSOP cada año, ¿por qué no podrías ser tú? El único límite es el que tú defines para ti mismo.

No tengo nada en contra de divertirse ni pasarla bien; sin embargo, hay que poner en la balanza qué te hará más feliz a largo plazo, ¿haber conseguido tus sueños o una fiesta del fin de semana?

Las personas que te rodean no necesitan simplemente apoyar tus sueños sino sentirse identificados también. Si sientes que tu ambiente es mediocre, involúcrate con otras personas, revisa foros, comparte ideas y mira quienes comparten tus ideales y ya están haciendo algo para conseguirlos, no tengas miedo ni vergüenza.

Para concluir, identifica si estás tomando la actitud correcta que esté acorde con lo que quieres para tu vida.  Identifica tu contexto y, si es necesario, intenta cambiarlo poco a poco; si encuentras alguna de las actitudes negativas en ti mismo, intenta transformarlas también en cosas positivas. Empieza hoy, la carrera de jugador de póker puede tomar años y mientras más joven mejor. Quién quieres ser? Una persona viendo TV y hablando sobre toda la suerte que los jugadores en las mesas televisadas tuvieron y quejándose de todos los pretextos por los cuales esta persona no llegó allí, o quieres estar celebrando con tus amigos el hecho de haber llegado allí?

BIzwShM

Saludos y éxitos!

 “Die Ventura”

Twitter – @DieVentura

Be Sociable, Share!